5 razones para cambiar la bombona por una placa termosolar

Cansado de acarrear la bombona de un lado a otro, de que te ocupe un espacio que podrías destinar a almacenaje, ya que siempre falta hueco, de quedarte helado en la ducha en pleno invierno, porque se ha acabado el butano, justo en ese momento…  de salir en toalla, atravesar la casa, coger en pulso la bombona (12,5kg) y conectarla para volver a la ducha a terminar de enjuagarte….

 

La termosolar es la mejor alternativa al butano

Pues bien, sólo por estos inconvenientes ya compensa instalar unas placas termosolares en tu tejado, pero nosotros vamos a darte otras 5 razones para que no tengas la más mínima duda y te cambies cuanto antes.

  1.    Olvídate de volver a cargar una bombona, de tener que salir precipitadamente a comprarla, porque te has quedado sin butano justo cuando más falta te hacía… Con tu placa termosolar cuando necesites agua caliente sólo tendrás que abrir el grifo y “voilá” en cuestión de segundos estarás disfrutando de un relajante baño…
  2.    Consigue un ahorro doméstico anual y gástalo en lo que necesites, No te vamos a mentir. Quizás al principo sigas pagando mensualmente lo que estás pagando por las bombonas que consumes. Pero a corto o medio plazo, una vez que termines de pagar cómodamente la financiación de tus placas el coste mensual por disfrutar de agua caliente en tu hogar será: 0€ para siempre.

Además recuerda que en muchos municipios los ayuntamientos ofrecen subvenciones  y ayudas en materia energética. En Ibesol te asesoramos sobre estas ayudas consulta aquí.

  1. Confort y calidad de vida: A menudo estos términos suelen ir unidos a niveles de vida alto. Residenciales de lujo, etc. Pues nada más lejos de la realidad en este caso. Aquí el confort está al alcance de todos. Nuestros sistemas incorporan un termostato que te indicará en todo momento a qué temperatura se encuentra el agua. Pero además los equipos cuentan con un sistema de seguridad que evitan que, pese a que el depósito alcance altas temperaturas, el agua salga a más de 60 grados por el grifo de tu casa. Y si coinciden varios días de lluvia o nubes y tu termostato baja más de la cuenta, sólo tendrás que encender la resistencia (cuyo consumo eléctrico es mínimo) y volverás a tener el agua a tu gusto.
  2. No vuelvas a pasar miedo a la hora de manipular tu bombona o por el simple hecho de tenerla en casa: Sin ánimo de crear alarma, todos sabemos que manipular una bombona entraña cierto peligro. Cuando hay una fuga de gas, este se expande de forma rápida y se mezcla con el aire, lo cual puede desencadenar una explosión con solo producirse una pequeña chispa. Por ello te recomendamos, que si aún utilizas este tipo de suministro, estés al día de las inspecciones periódicas que deben realizarse en las instalaciones.
  3. Estarás contribuyendo a respetar el medio ambiente: A estas alturas todos sabemos que el butano es un combustible, y como tal genera CO2. Además, de los combustibles más utilizados en el hogar es el que más efecto invernadero produce… logrando el nada honroso título de ser la energía fósil más contaminante de todas.

En el plano contrario están las placas termosolares. Ya que su funcionamiento depende únicamente de la radiación solar. Una energía que además de renovable es infinita…

Así que ya sabes… deja que el sol entre en tu hogar y aporta tu granito de arena a la sostenibilidad medioambiental.

Si después de leer nuestras razones para que te cambies a las renovables tienes dudas déjanos asesorarte y proponerte una solución a tu medida.

 

Rocío E.T. (Social Media Ibesol)

Recommended Posts

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar